Las parejas que comen pescado tienen más sexo y se embarazan más rápido

parejas pescado

De acuerdo a un nuevo estudio de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), las personas que comen más pescado tienden a tener más relaciones sexuales y a quedar embarazadas más rápido.

Aunque la ciencia aún no puede explicar por qué comer sushi aumenta tus posibilidades de fornicar, el estudio afirma que el omega 3 en el pescado aumenta la fertilidad masculina y femenina, lo que puede explicar por qué a los que comen pescado les resulta más fácil quedar embarazados.

El estudio, publicado en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, analizó las dietas de 501 parejas que intentaban concebir activamente y se habían inscrito en elEstudio de Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el Medio Ambiente(2005 a 2009). Las parejas fueron monitoreadas durante un año y se tomaron notas de la frecuencia sexual y si comían mariscos en su día a día. La concepción fue determinada por pruebas de embarazo casera.

Los resultados revelaron que cuando tanto el hombre como la mujer consumían ocho o más porciones de mariscos por ciclo de fertilidad tenían más suerte de concebir en un año en comparación con las parejas que consumían una o menos porciones de mariscos por ciclo.

Por ejemplo, el 92 por ciento de las parejas que disfrutaron de pescado y marisco más de dos veces por semana estaban embarazadas al final de un año, informó Men’s Health. Las parejas con la mayor ingesta de mariscos también fueron las más propensas a quedar embarazadas a lo largo del año.

Este estudio no se propuso explicar el razonamiento detrás de esto, pero investigaciones anteriores han sugerido que las personas que comen más pescado tienden a ser más saludables en todo sentido. Por ejemplo, las personas que comen pescado también suelen vivir más tiempo y tienen un menor riesgo de padecer una enfermedad coronaria, según informó The Atlantic.

Las parejas que comieron más pescado también tuvieron más relaciones sexuales. Una vez más, el estudio no fue diseñado para encontrar la razón subyacente para esto, pero el investigador principal sugirió que podría haber una explicación más obvia y menos científica para esto.

“También es posible que las parejas que consumen mayores cantidades de mariscoscompartan más comidas y, por lo tanto, más tiempo juntas (incluyendo noches) lo que puede ser una explicación de comportamiento para la asociación que observamos con la actividad sexual”, aseguró Audrey J. Gaskins, investigadora asociada de la Escuela de Salud Pública TH Chan.