7 cosas típicas que todas las mamás hacen (incluida la tuya)

Una serie de frases o secretos que las madres aprenden al parecer de forma homogénea no importan los tiempos.

151

Al llegar a ser madre surgen comportamientos y aprendizajes que conocemos y luego llamamos cosas típicas de madres y aunque suene un poco a etiquetas son cosas que al parecer toda madre compartirá no importan las generaciones.

Conoce o recuerda algunas de estas cosas típicas y trata de pensar en la última vez que las escuchaste, viste o experimentaste que seguro algo de la lista te hará recordar a mamá.

Te llaman para ir a comer, aunque…

La comida no está lista y lo que desean es que hagas tu parte y pongas la mesa o ayudes en algo mientras llegan los demás.

También porque pueda que seas de aquellos que dicen “ya bajo” y llegan cuando ya ni postre hay.

Si no hallas algo ellas amenazan con su: “¿Qué te hago si yo lo encuentro?”

Al escuchar esta frase en modo de pregunta-amenaza no se puede evitar intentar en ese preciso momento recordar cual rebobinadora todo lo que hicimos antes de perder de vista eso que se busca.

Lo peor es que ella siempre lo encuentra sin haber visto donde lo pusiste antes. Es como un superpoder o una excelente memoria de cómo son tus comportamientos. Hasta asusta un poco.

Llamarte por el nombre de tus hermanos

Si tienes hermanos esto debe ser muy típico en casa o hasta en la calle.

Tu madre siempre pronunciará para llamarte el nombre de todos tus hermanos antes que el tuyo y no importa la edad que tengas.

Y si no respondes: no quisiéramos estar en tu lugar.

Hay mamás que son muy listas y dicen todos los nombres seguidos para llamarte y la respuesta es que es para hacerlo de una sola vez.

O llamar a tu padre, (tu segundo nombre) y si o si debes ir porque si no se enfadará.

Argumentar de manera razonada

Esto se resume en un: ¡Porque lo digo yo y punto!

Y listo, eso es todo lo que hay que saber, no hay más argumentos necesarios.

Convertir su bolso en un kit de primeros auxilios

Mamá o muchas mujeres antes de ser madres ya tiene el famoso bolso de primeros auxilios que nos dicen tener a la mano en caso de emergencias.

No se sabe cómo ni cuándo se empezó a hacer, pero una madre siempre tendrá en el bolso cosas como: curitas, pañuelos, pastillas para todo, gotitas, pomadas, parches y otros elementos de cuidado que a veces ni en la farmacia encuentras.

Delegar cuando no quiere tomar decisiones

Esto también pasa cuando no le dan ganas decir “Pregúntale a tu padre” y lo peor es que si lo hace, tu padre te dirá el típico: “Pregúntale a tu madre”.

Lo que te dará como resultado entrar en un círculo o ciclo que se repetirá una y otra vez.

Una técnica también para “decir NO, pero sin decirlo”. Todas unas genios, piensas; cuando al crecer te das cuenta.

“Cuando tú seas madre…”

Esto lo habrás escuchado más de una vez y resulta que es la razón de que las madres de todas las generaciones hereden ese conocimiento aprendido. Tiene lógica.

Frases como: “Llámame cuando llegues o Llámame cuando estés viniendo”, “¡Abrígate!”, “¿Salir? En la casa hay comida” o sus “No hables con extraños”, todas frases que te escucharás decir, si no es a tus hijosquizás a tus sobrinos a cargo alguna vez. Nadie está libre.

Solo queda estar agradecidos y reconocer que esos comportamientos aprendidos son lógicos y una muestra de afecto e interés hacia nosotros.

Que no te de pena escucharte alguna vez decirlos cuando seas adulta o madre.