A LOS MACHOS ALFA LES GUSTA EL CHILE (O ESO SUGIERE ESTE ESTUDIO)

INVESTIGADORES DE UNA UNIVERSIDAD FRANCESA ENCONTRARON UNA RELACIÓN ENTRE EL GUSTO POR LA COMIDA PICANTE Y UNA ACTITUD ARRIESGADA ANTE LA VIDA

En los seres humanos es difícil establecer la correlación entre la conducta y los instintos, pues nuestro desarrollo histórico y cultural nos ha llevado a disimular impulsos que de otro modo serían naturales y francos.

Tal es el caso del “machismo”, entendido en un sentido muy laxo: esos comportamientos por medio de los cuales el macho llama la atención de la hembra con fines de cópula y reproducción. Como especie nos hemos distanciado de eso, pero no totalmente.

Recientemente, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Grenoble, en Francia, encontró una relación entre el consumo habitual de alimentos picantes y la elevación de los niveles de testosterona, lo cual a su vez hace a los hombres más aventurados y sexualmente activos.

Laurent Bègue, uno de los involucrados en la investigación, explicó que esta tomó en cuenta a 114 hombres de entre 18 y 44 años, todos habitantes de Grenoble (sureste de Francia), a los cuales se les sirvió una ración de puré de papas al mismo tiempo que se les invitaba a sazonar este con salsa picante. Al analizar la saliva de los participantes, se encontró que quienes habían añadido más picante eran también quienes tenían niveles más elevados de testosterona.

En cuanto al aspecto conductual, los voluntarios con gusto por la salsa demostraron también facilidad para formar parte de grupos sociales estimulantes e incluso convertirse en líderes de estos.

Así que ya sabes qué hacer si te interesa ser o parecer un “macho alfa”.