EL CANNABIS MATA A LAS SUPERBACTERIAS RESISTENTES A LOS ANTIBIÓTICOS DE LOS HOSPITALES

208

Un derivado del cannabis, la planta de la marihuana, es capaz de eliminar al Staphylococcus aureus (MRSA), responsable de más de un millón de infecciones al año.

La resistencia a los antibióticos es un problema global. Según la OMS, cada vez es mayor el número de infecciones, como neumonía, tuberculosis, gonorrea o salmonelosis, cuyo tratamiento se vuelve más difícil porque los antibióticos están perdiendo efectividad.

Las bacterias tienen una ventaja sobre nosotros: se reproducen a toda velocidad, y eso les permite evolucionar en tiempo real, mutando para adaptarse al entorno.

La resistencia a los antibióticos es un proceso natural de cuyos riesgos ya avisó Flemming, el descubridor de la penicilina, en el discurso con el que aceptó el premio Nobel en 1945.

Los antibióticos capaces de eliminar a un tipo de bacteria pueden no ser efectivos si algunas de ellas han sufrido una mutación que las hace inmunes al bactericida. Estas bacterias “Rambo” sobreviven, se multiplican, y con el tiempo la enfermedad que producían ya no responde al tratamiento con antibióticos.

Una de estas superbacterias es la MRSA, o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, uno de los antibióticos más usados. Se calcula que 57 millones de personas en el mundo son portadoras de esta bacteria, que cada año infecta a 1,2 millones de personas más. Se propaga principalmente por hospitales, prisiones y entre los niños. Si no se trata, la infección puede ser fatal.

A medida que los antibióticos dejan de funcionar, los investigadores están buscando nuevas formas de eliminarlas. Los científicos de la Universidad McMaster de Ontario, en Canadá, han descubierto que el cannabigerol o CBG, un cannabinoide extraído de la marihuana, y que no es psicoactivo (no “coloca”) es sin embargo muy efectivo contra la MRSA.

En la actualidad se están haciendo experimentos con ratones que se han completado con éxito. El CBG eliminaba la bacteria con la misma eficacia que los antibióticos antes de que desarrollaran resistencia.

Las bacterias resistentes a los antibióticos se están desarrollando y propagando a un ritmo acelerado, ocurriendo a un ritmo acelerado, en gran medida, por la estupidez humana. Mucha gente hace uso indiscriminado de antibióticos para tratar, por ejemplo, la gripe, una infección causada por un virus y contra la cual los antibióticos no tienen ningún efecto.

El uso veterinario de antibióticos en explotaciones ganaderas también contribuye al desarrollo de bacterias resistentes. Allí donde los antibióticos se venden sin receta, o su uso no está regulado, hay más casos de infecciones por estas superbacterias.