El final alternativo de ‘Toy Story 4’ podría haber sido más doloroso

El pasado mes de junio se estrenó la última entrega de la saga, donde veíamos a Woody y Bo Peep emprender una aventura juntos.

211

El pasado mes de junio se estrenó el desenlace definitivo de la saga Toy Story. En este capítulo descubrimos lo que había pasado con la pastorcita Bo Peep, la cual desapareció en la tercera entrega. Así supimos que Peep había vivido una auténtica aventura al salir de la casa de Andy y se había convertido en una guerrera que sabía arreglárselas por su cuenta.

En la escena final, Woody decide unirse a su compañera y decir adiós a Buzz y el resto de sus amigos. Como vemos en la película, los dos personajes trabajan buscando dueños para juguetes que han sido abandonados, por lo que nunca más tendrán que depender del cariño de un único niño. Ahora, Entertainment Weekly ha tenido acceso al contenido extra y ha descubierto que Pixar había preparado un final alternativo mucho más doloroso que el que vimos.

En este desenlace, Bo Peep se encuentra con un niño en la tienda con el que conecta inmediatamente y es elegida para irse a casa con él. Aunque durante la película la pastorcita ha reivindicado la vida independiente, en esta escena se daría cuenta de que, al final, solo quería ser amada de nuevo. Woody tendría que despedirse de su compañera una vez más y aceptar que ha pasado a ser un juguete secundario al volver con Bonnie.

Este final presenta varios errores. En primer lugar, habría ido en contra de lo que Bo Peep defiende durante toda la cinta, por lo que no habría servido para nada lo que nos habían contado en la hora y media anterior. Por otra parte, es la opción más triste para el destino del vaquero y supondría que no habría avanzado nada en su camino. A pesar de sus intentos, tendría que conformarse con no ser nunca más el juguete estrella.