El jugo de arándano previene infecciones urinarias en los niños

COMPARTIR:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
COMPARTIR:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Las infecciones urinarias en los niños ocurren por la presencia de gérmenes patógenos en la orina, por la infección de la uretra, vejiga, riñón o la próstata. Se ha determinado que tienen mayor incidencia en las niñas que están alrededor de los tres años de edad, en el caso de los varones, una infección es poco probable durante su primer año de vida.

Causas de la infección urinaria

  • Aparecen cuando las bacterias que se encuentran en la piel de alrededor del ano o de la vagina llegan a la vejiga o los riñones.
  • Reflujo vesicoureteral, por lo general se presenta al nacer, en esta infección la orina fluye de nuevo hacia uréteres y riñones.
  • Enfermedades del sistema nervioso o del cerebro, las lesiones en la médula espinal o la hidrocefalia, dificultan vaciar la vejiga normalmente, por lo que se generan infecciones urinarias.
  • Vestir prendas muy sujetadas o apretadas, mayormente en el caso de las niñas.
  • Baños con espuma o líquidos, y geles que puedan ocasionar una infección.
  • Dejar de orinar o aguantar las ganas durante el día.
  • Limpiarse de atrás hacia delante después de haber ido al baño.

Síntomas de la infección urinaria

  • Orina turbia o color marrón.
  • Sangre en la orina.
  • Olor fuerte
  • Necesidad o sensación frecuente de orinar.
  • Indisposición.
  • Dolor o ardor al orinar o sensación de quemado.
  • Presión o dolor en la parte inferior de la pelvis o en la región lumbar
  • Incontinencia.
  • Fiebre.
  • Piel enrojecida.
  • Náuseas.
  • Escalofríos
  • Dolor intenso en el área abdominal
  • Vómitos

Jugo de arándano previene infecciones urinarias en los niños

El arándano o baya roja es un fruto de sabor ácido, su diámetro es de 1 o 2 centímetros, autóctono del este de América del Norte, sin embargo, su cultivo se da hoy día en otras regiones del mundo como Europa, Sudamérica, Australia, Nueva Zelanda, China y Japón.

Anteriormente, este fruto rojo y sus hojas, se utilizaban como tratamiento y prevención para diversas infecciones: 

  • Infecciones del tracto urinario (ITU).
  • Diarrea.
  • Diabetes.
  • Dolencias estomacales.
  • Problemas hepáticos.

Pero, ¿Por qué el uso de arándanos en las infecciones urinarias?

La infección urinaria infantil más común en niños es la cistitis y es tratada habitualmente por antibióticos, no obstante, muchas veces las bacterias o gérmenes se vuelven resistentes a los antibióticos, o generan efectos secundarios. Es por esta razón, que se buscan medidas alternas como la medicina natural o complementaria para prevenir tal diagnóstico, en personas que son altamente susceptibles a los fármacos.

¿Cómo actúan los arándanos rojos?

  • Obstaculizan el paso de las bacterias patógenas para que estas no se adhieran al tracto urinario.
  • Los ácidos de los arándanos (las proantocianidinas) acidifican la orina, es decir, crean un efecto  antibacteriano.
  • Pueden ser útiles para prevenir infecciones, pero no deben ser usados como tratamiento cuando la infección ya está presente.
  • Lo recomendable es acudir al médico y luego de ser diagnosticado, comenzar con el tratamiento adecuado.

Etiquetas