El lado oscuro que no sabías de la vida de Camila Cabello

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Camila Cabello es una de las chicas más exitosas y queridas de la industria musical; sin embargo, no todo ha sido color de rosa en su vida, y durante un ensayo que escribió para la revista WSJ, se sinceró sobre el lado más oscuro de su vida, ¡y que nadie sabía!

Camila Cabello habló de su lucha contra la ansiedad y depresión.

Aunque Camila ya había confesado que sufre del “Trastorno Obsesivo Compulsivo” (TOC), han sido muy pocos los detalles que ha contado sobre cómo se manifestó su enfermedad y cómo ha luchado contra ella durante todo este tiempo.

En un ensayo publicado por la revista WSJ, Camila finalmente se sinceró sobre todo lo que ha tenido que padecer:

“Esto es por lo que no hay fotos del año pasado: yo llorando en el auto hablando con mi madre sobre cuánta ansiedad y cuántos síntomas de TOC estaba experimentando. Mi madre y yo en una habitación de hotel leyendo libros sobre TOC porque estaba desesperada por alivio. Experimenté lo que parecía una ansiedad constante, inquebrantable e implacable que hacía que la vida cotidiana fuera dolorosamente difícil“.

 

Camila también confesó que siempre se resistía a revelar su enfermedad mental, porque sentía avergonzada, y tenía miedo de decepcionar a sus fans:

“No quería que las personas que pensaban que era fuerte, capaz y segura, las personas que más creían en mí, descubrieran que me sentía débil. La pequeña voz en mi cabeza me decía que si era honesta sobre mi lucha por la salud mental y mis batallas internas (es decir, ser humano), la gente pensaría que algo andaba mal conmigo, o que no era fuerte, o que No pude manejar las cosas“.

Finalmente, Camila reveló cómo fue que decidió buscar ayuda:

“Negar mi sufrimiento y regañarme a mí misma no ayudaba. Era como si mi mente me estuviera jugando un truco cruel“.
 Con ayuda de la meditación, la terapia cognitivo conductual, los ejercicios de respiración y más, Camila logró: “Sentirme más sana y más conectada conmigo misma de lo que he estado. Durante mucho tiempo, la ansiedad parecía que me estaba robando mi humor, mi alegría, mi creatividad y mi confianza. Pero ahora la ansiedad y yo somos buenos amigos. La escucho porque sé que solo está tratando de mantenerme a salvo, pero no le presto demasiada atención. Y estoy segura que no la dejo tomar ninguna decisión“.

Camila concluyó su ensayo con un hermoso mensaje para todos aquellos que luchan contra la ansiedad y el estrés:

“Vivimos en una cultura que persigue una perfección inalcanzable. Las redes sociales pueden hacernos sentir que deberíamos ser tan perfectos como todos los demás parecen ser. Lejos de ser un signo de debilidad, ser propietario de nuestras luchas y dar los pasos para sanar es poderoso“.

Etiquetas

COMPARTIR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram