“Es más fácil quedar con alguien para acostarse que para conocerse”, opina sexóloga

Encontrar el amor en tiempos de Tinder se ha convertido en una tarea bastante complicada… 

 Esto es lo que opina Lorena Berdún, una sexóloga que lleva más de 20 años asesorando a las personas sobre sus relaciones.  

En 1997 abrió un consultorio sobre ‘amor, sexo y ternura’ en la revista Bravo 

Recientemente, Lorena ha pasado a formar parte del equipo de Tu Pareja Perfecta, una agencia de matchmaking, en la que colabora como psicóloga y sexóloga junto a Montaña Vázquez, fundadora, y Marta Brentacoach de emprendimiento personal. 

Durante algunos años, el equipo de esta agencia se ha percatado que la manera en la cual se liga es bastante diferente a como lo era hace algunos años.  

“EN UNO DE LOS ÚLTIMOS TALLERES DE SEXUALIDAD QUE HICE PARA ADOLESCENTES, UN CHICO ME DIJO QUE ENVIDIABA MUCHO A MI GENERACIÓN PORQUE PUDIMOS LIGAR EN LOS BARES”, COMENTA LORENA BERDÚN. 

 

 ¿Será que estamos perdiendo nuestras habilidades para socializar? 

 Un factor que influye en esta si situación es, sin duda alguna, el matchmaking. 

Esa técnica es la que utilizar aplicaciones como Tinder, donde se busca la persona afín y que casi siempre se basa en seleccionar gente con gustos, intereses y estatus similares.

Mientras en las décadas de 1950 a 1990, los matrimonios se producían entre personas del mismo grupo social e incluso del mismo fenotipo (blancos con blancos o negros con negros), en los últimos años, y desde la aparición de estas aplicaciones, esas uniones se han transformado, siendo hoy en día mucho más frecuente encontrar parejas que no responden al mismo color de piel ni contexto social, aseguran los expertos.

 

Si bien la tecnología nos ha ayudado a vivir en un mundo globalizado, este tipo de aplicaciones hacen que nuestras expectativas aumenten y nos volvamos más exigentes.

Por consecuencia, estas prácticas han hecho que las puertas a tener relaciones casuales estén mucho más abiertas que antes, digo si no pretendemos tener una relación serio al menos podemos divertirnos.

Tanto así que Lorena asegura:  

“ES CASI MÁS FÁCIL QUEDAR CON ALGUIEN PARA ACOSTARSE QUE PARA CONOCERSE”.