Haz esto en la mañana para tener un mejor día laboral

Hoy en día, la línea entre la vida laboral y personal casi no se puede distinguir. Puede ser que termines tu día en el trabajo pero no puedas dejar de checar los correos de la oficina, o que estés en el trabajo. La única recomendación que se te da es que te alejes del trabajo una vez que se hayan cumplido tus horas laborales.

Un nuevo estudio sugiere que las personas que se preparan mentalmente para lo que va a ocurrir en su día laboral, tienen una mejor experiencia durante su jornada. Esto se debe a que están más en contacto con sus metas y propósitos para el día.

Los investigadores reunieron a 151 personas de diferentes carreras y les enviaron diferentes encuestas cada mañana. Se consideraba que la gente estaba más reincorporada al trabajo cuando se ponían de acuerdo con afirmaciones como: “Esta mañana he pensado en la próxima jornada laboral” o “Esta mañana he pensado en lo que quería conseguir hoy en el trabajo”. Las personas también indicaron cuánta energía sentían para perseguir sus metas laborales, cuán emocionados o inspirados se sentían, y cuánto anticipaban poder concentrarse en el trabajo.

Por la tarde, los investigadores enviaban otra ronda de encuestas para recopilar información acerca de cuánto apoyo sentían los participantes de parte de sus colegas, qué tan comprometidos estaban en su trabajo y cómo se sintieron en el día.

Los resultados de estas encuestas arrojaron que cuando te reconectas con tu trabajo, tienes una cascada de emociones positivas a lo largo del día. El proceso puede desarrollarse de esta manera: tomarse el tiempo para volver a conectarse al trabajo ayuda a que tus metas de trabajo se vuelvan más prominentes, lo cual te dará energía para enfocarte.

Cuando consideras cómo lograr tus mentas, te haces mucho más consciente de tu autonomía para conseguirlas, así como los recursos y las personas que te apoyan. Todos estos factores contribuyen a que te sientas más inspirado y comprometido en el trabajo, lo cual también es importante para tu productividad.

Antes de salir de tu casa, cuestiónate lo siguiente:

  • ¿Por qué es importante para mí el trabajo que hago?
  • ¿Cómo impacta en otras personas el trabajo que hago?
  • ¿Quiénes son las personas que me apoyan, en lo laboral y personal?
  • ¿En qué me quiero concentrar el día de hoy?

Tómate unos minutos para reflexionar acerca de esto y contesta de la forma más honesta posible. No se trata de que sea lo primero que se te viene a la mente, pero sí lo más real.