Jennifer Lopez es mucha Jennifer Lopez y lo acaba de demostrar hablando claramente sobre lo que piensa acerca de los rumores de infidelidad por parte de su reciente prometido Alex Rodriguez. No obstante, vamos a recapitular un poco para aquellos que estén algo perdidos y no sepan de qué va la historia.

Después de la romántica pedida de mano que le preparó el exjugador de béisbol a la cantante, con playa y el anillo que siempre ha pedido en su canción (valorado en cinco millones de euros) incluidos, salieron a la luz dos rumores de infidelidad. Uno vía Twitter que, finalmente, se confesó como falso y otro procedente de una modelo de Playboy y con la veracidad aún en el aire.

Pues bien, Jennifer Lopez acudió ayer al programa de radio ‘The Breakfast Club’ y dijo, literalmente que “don’t give a f***” lo que pensasen sobre su relación con su futuro marido Alex Rodriguez. Vamos, que le importa una mi****. “Quiero decir, me da igual. Sé cuál es la verdad. Sé quién es él [Alex]. Sabe quién soy yo. Simplemente, somos felices. No vamos a dejar que otra gente que viene de fuera venga a decirnos cómo es nuestra relación. Conocemos cómo es nuestra unión”, explicó la cantante.

[El público se levantándo por sus declaraciones como si fuese una de sus alucinantes actuaciones].

Lo que está claro es que, con rumores de infidelidad o sin ellos, la pareja confía el uno en el otro y tienen muchísimas ganas de dejar a un lado el estatus de prometidos, para colocarse el de casados. Y obviamente nosotras nos morimos de ganas por ver cómo de maravillosa será esa boda. ¡Vivan los novios!