Meghan Markle vuelve al activismo como editora de ‘Vogue’

La duquesa de Sussex ha sido la editora invitada en el número de setiembre de la revista británica

Meghan Markle ha sido la editora invitada en la edición de setiembre de la revista British Vogue. Para la portada de este número de la ‘biblia de la moda’, en el que la duquesa de Sussex rechazó aparecer porque le parecía egoísta, ha elegido a 15 mujeres a las que ella admira. Con esta colaboración, rompiendo moldes como de costumbre, la esposa del príncipe Harry se convierte en el primer miembro de la Familia Real británica en liderar una edición de esta famosa publicación.

El grupo de mujeres que ha escogido para la portada, al que han llamado “Fuerzas para el cambio”, incluye actrices veteranas, nuevas promesas, modelos, políticas y activistas. La duquesa ha querido centrarse en “la línea de la moda, el cine, la tecnología y el bienestar” y según el editor en jefe de la revista, Edward Enninful, ella se ha querido involucrar eligiendo contenido reivindicativo relacionado con “empoderamiento femenino, salud mental, raza o privilegio”.

Resultado de imagen para meghan markle portada vogue

 

Con este gesto, Meghan, ex actriz y feminista declarada, ha dejado claro que no va a abandonar el activismo que ya practicaba cuando era intérprete. Desde su boda con el príncipe Harry, su voz y opiniones personales se han visto disminuidas por las normas lógicas de una casa real como la de los Windsor, pero con esta intencionada edición de Vogue, la duquesa demuestra que cada vez que tenga oportunidad defenderá sus ideales.

Meghan quería “ver pecas” en la portada

Según se cuenta en el Instagram oficial de los duques de Sussex, donde se ha publicado un vídeo en el que la duquesa aparece ultimando los detalles de la revista, su voluntad era crear un número para la inclusión e inspiración, “centrándose en lo que nos conecta en lugar de lo que nos divide”.

Enninful reveló que tanto él como Meghan eligieron al afamado fotógrafo Peter Lindbergh como el artista detrás de la cámara para la sesión fotográfica y que las instrucciones de la duquesa fueron claras: “¡Quiero ver pecas!”. Al parecer, Meghan quería que se vieran las marcas de la cara y que no fuesen tapadas por altas coberturas de maquillaje, como ella misma acostumbra a lucir.

 

Entre las elegidas de Meghan se encuentran la actriz Jane Fonda, la activista de salud mental y modelo Adwoa Aboah, la actriz transgénero Laverne Cox, la activista contra el cambio climático Greta Thunberg o la primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern. El rectángulo número 16 de la portada –un espejo que refleja a quien sujeta la revista– es una idea de la duquesa para “incluir al lector y animarlo a usar sus propias plataformas para efectuar el cambio”.

La edición más importante del año para la revista, para Meghan

Esta ha sido la primera ocasión que el September issue, el número más importante del año según la misma revista, es coeditado. “Ser la editora invitada de la edición de septiembre de British Vogue ha sido gratificante, educativo e inspirador. Para profundizar en este proceso, trabajando tranquilamente entre bastidores durante tantos meses, me complace poder compartir lo que hemos creado. Un gran agradecimiento para todos los amigos que me apoyaron en este esfuerzo, prestando su tiempo y energía para ayudar dentro de estas páginas y en la portada. Gracias por decir “¡Sí!”, Y a Edward, gracias por esta maravillosa oportunidad”, ha escrito Meghan en el Instagram oficial que comparte con su marido.